Espesantes para salsas

Tanto si se trata de preparar una salsa para la cena de Acción de Gracias, como si se trata de hacer una salsa de sartén para acompañar esa cena de bistec o de probar la auténtica pasta a la carbonara, todas las salsas tienen algo en común: la salsa. Y aunque no hay dos salsas exactamente iguales, siempre son mejores cuando son espesas, brillantes y deliciosas. (Vamos, nadie quiere una salsa de pasta aguada o una salsa blanda).

Para conseguir esa consistencia perfecta, tendrás que saber qué ingrediente es el adecuado para lo que estás haciendo, además de cómo utilizarlo para obtener los mejores resultados. A continuación te explicamos cómo espesar la salsa de siete maneras sencillas, independientemente de lo que estés preparando.

Por qué funciona: El almidón de maíz es un recurso para espesar la salsa por una buena razón: es ampliamente disponible, barato, sin sabor y muy eficaz para espesar, incluso en pequeñas cantidades. Además, cuando se calienta, la mezcla es translúcida (por lo que a veces se prefiere a la harina). El almidón de maíz es un tipo de carbohidrato que proviene de los granos de maíz. Cuando se mezcla con líquido y se calienta, se vuelve gelatinoso y espeso.

Cómo espesar la salsa de la pasta

Tanto si preparas una salsa para la cena de Acción de Gracias, como si preparas una salsa elegante para acompañar esa cena de bistec o intentas hacer una auténtica pasta a la carbonara, todas ellas tienen algo en común: la salsa. Y aunque no hay dos salsas exactamente iguales, siempre son mejores cuando son espesas, brillantes y deliciosas. (Vamos, nadie quiere una salsa de pasta aguada o una salsa blanda).

Para conseguir esa consistencia perfecta, tendrás que saber qué ingrediente es el adecuado para lo que estás haciendo, además de cómo utilizarlo para obtener los mejores resultados. A continuación te explicamos cómo espesar la salsa de siete maneras sencillas, independientemente de lo que estés preparando.

Por qué funciona: El almidón de maíz es un recurso para espesar la salsa por una buena razón: es ampliamente disponible, barato, sin sabor y muy eficaz para espesar, incluso en pequeñas cantidades. Además, cuando se calienta, la mezcla es translúcida (por lo que a veces se prefiere a la harina). El almidón de maíz es un tipo de carbohidrato que proviene de los granos de maíz. Cuando se mezcla con líquido y se calienta, se vuelve gelatinoso y espeso.

Espesar la salsa con maicena

La maicena y el arrurruz son alternativas sin gluten para espesar con harina. También mantendrán la salsa clara y sin nubes. Necesitarás aproximadamente una cucharada por cada taza de líquido de la receta. Mezcle la maicena con partes iguales de agua para crear una papilla y viértala en la olla.

El Roux comienza a espesar poco después de combinarse con un líquido, pero debe cocinarse a fuego lento entre 10 y 20 minutos para que alcance todo su sabor y su potencial de espesamiento. Este tiempo de cocción adicional permite que la harina se ablande y absorba el líquido, lo que da como resultado una sopa o salsa suave y sedosa.

El arrurruz espesa el curry igual que la maicena. Añada una cucharada (15 ml) de arrurruz al curry y mézclelo. Si el curry no espesa, añada un poco más cada vez hasta conseguir la consistencia adecuada.

Los espesantes, como el almidón de maíz y la harina, pueden utilizarse para espesar salsas y salsas. Cuando espese con harina, mezcle 1 cucharada de harina con 1/2 taza de agua caliente antes de añadir la mezcla a su comida. Asegúrese de llevar la salsa a ebullición después de añadir la mezcla de harina.

Cómo espesar una salsa con harina

Espesar salsas es una lección básica en cualquier clase de cocina, pero hay muchos métodos dependiendo de con qué se trabaje y del resultado que se quiera conseguir. Hay muchos líquidos que pueden requerir ser espesados, como la salsa y la sopa, las natillas y el pudín, el yogur y el helado, la mermelada y las conservas, o incluso el aderezo y la salsa. Probablemente no utilizarás el mismo método para espesar un postre dulce que para una salsa salada, así que es bueno aprender algunos de los métodos y agentes espesantes que se pueden utilizar.

Resumen del artículoPara espesar la salsa con harina, primero mezcla 2 cucharadas (16 g) de harina para todo uso con ¼ de taza (60 mL) de agua fría para hacer una pasta. Revuelve la pasta en tu salsa a fuego medio hasta que la salsa se espese. Utilice maicena en lugar de harina para una opción sin gluten. Para hacer un roux espesante, calienta primero 2 cucharadas (14 g) de mantequilla en una cacerola a fuego medio. A continuación, bate 3 ½ cucharadas (28 g) de harina común en la mantequilla hasta que se forme una pasta espesa. Cocinar el roux durante 5-20 minutos. Cuanto más tiempo se cocine, menos espesará la salsa y más oscura será. Deje que el roux se enfríe a temperatura ambiente y luego viértalo en su salsa. Caliente la salsa y el roux a fuego medio mientras los mezcla lentamente durante 5 minutos. Para otras formas de espesar la salsa, incluyendo cómo espesar con yemas de huevo o con un roux, ¡sigue leyendo!