Garbanzos con bacalao receta sevillana

Garbanzos y espinacas a la andaluza

1) Recoger el Cavolo nero de los tallos. Hervir una olla con agua y tener al lado un recipiente con agua fría y un poco de hielo. Escaldar el cavolo nero durante 3 minutos, sacarlo y ponerlo en el agua helada. Sácalo a un paño de cocina o papel de cocina y sécalo. 2) Calienta una sartén, añade el aceite de oliva y el chorizo y fríelo durante 2 minutos. Añadir el ajo, la ralladura de limón y la guindilla. Freír hasta que el ajo empiece a dorarse – no cocinar demasiado o se volverá amargo. Añadir los garbanzos y freír durante 1 minuto, poner el cavolo nero y seguir cocinando unos minutos más antes de añadir el perejil y el zumo de limón. Sazonar con sal y pimienta negra y añadir un poco más de aceite de oliva si es necesario.

1) Sazone el pescado con sal marina y pimienta negra.2) Derrita la mantequilla en la sartén y cocine el bacalao durante 3 minutos por cada lado. A continuación, introdúzcalo en el horno a 180ºC durante 10/15 minutos. Servir: Repartir el Cavolo Nero, los garbanzos y el chorizo en dos platos y poner el bacalao encima.

Garbanzos de oriente medio con espinacas

1) Recoger el Cavolo nero de los tallos. Hervir una olla con agua y tener al lado un recipiente con agua fría y un poco de hielo. Escaldar el cavolo nero durante 3 minutos, sacarlo y ponerlo en el agua helada. Sácalo a un paño de cocina o papel de cocina y sécalo. 2) Calienta una sartén, añade el aceite de oliva y el chorizo y fríelo durante 2 minutos. Añadir el ajo, la ralladura de limón y la guindilla. Freír hasta que el ajo empiece a dorarse – no cocinar demasiado o se volverá amargo. Añadir los garbanzos y freír durante 1 minuto, poner el cavolo nero y seguir cocinando unos minutos más antes de añadir el perejil y el zumo de limón. Sazonar con sal y pimienta negra y añadir un poco más de aceite de oliva si es necesario.

->  Tarta de turron blando y bizcocho

1) Sazone el pescado con sal marina y pimienta negra.2) Derrita la mantequilla en la sartén y cocine el bacalao durante 3 minutos por cada lado. A continuación, introdúzcalo en el horno a 180ºC durante 10/15 minutos. Servir: Repartir el Cavolo Nero, los garbanzos y el chorizo en dos platos y poner el bacalao encima.

Espinacas y garbanzos a la española

Suculento jamón ibérico. Gambas chisporroteantes y con ajo. Ensalada de patatas con trozos de atún. Anillos de calamares crujientes. Las posibilidades de un bar de tapas típico son suficientes para que un vegetariano llore de frustración. ¿Qué comer que no tenga carne, pollo o marisco? Siempre está la fabulosa tortilla de patatas hecha con huevos y patatas (a menos que seas vegano y no comas huevos). Tal vez algunas ensaladas y poco más.

En los bares de tapas de Sevilla encontrarás una tapa tradicional que es vegetariana -incluso vegana- y realmente satisfactoria. Espinacas con garbanzos, o garbanzos con espinacas. Aunque es popular durante todo el año, este plato adquiere su máxima expresión en esta época, durante la Cuaresma, cuando los católicos observantes no comen carne los viernes. Entonces se sirve como entrante o plato principal para una comida de vigilia o día de ayuno.

->  Solomillo de pavo al horno con patatas

Aceite de oliva, mucho ajo, pimentón y comino aromatizan el combinado de verduras y legumbres. Si no le gusta el sabor intenso del comino (le recordará a la comida marroquí y mexicana), reduzca la cantidad. Si quieres que el plato sea aún más picante, prueba a utilizar especia para pinchitos, una mezcla de especias para brochetas que incluye comino además de cilantro, jengibre y cayena.

Receta de garbanzos españoles

Pasé 3 semanas en Andalucía a finales de los 90 y me quedé prendada de ella: la arquitectura morisca, la comida, la gente, la actitud «manyana» y el abrumador olor a jazmín por todas partes. Me encantó y está en lo alto de mi lista de lugares a los que volver, especialmente Sevilla. Las cenas memorables incluyeron medio cordero asado, un cordero tan pequeño que el riñón era del tamaño de un huevo de codorniz y la carne era derretidamente tierna, con el aroma del romero y el humo…

Así que cuando me enteré de que Rick Stein estaba haciendo una serie de programas desde España, tuve que verlos y comprar el libro. La serie recibió críticas mixtas por parte de los blogueros gastronómicos, pero yo la disfruté, y me encanta el libro.    Así que en los próximos meses veré algunas de esas recetas, pero puede que estén ligeramente adaptadas, como esta.

Aparte de las cuestiones de sostenibilidad, el bacalao es caro. Fui a Morrisons a comprar 350g de bacalao y costaba casi 4 libras, mientras que 400g de puchero, un pariente más pequeño del bacalao, costaba menos de 2 libras. El puchero es un pescado más pequeño, pero en un plato como éste no importan las escamas más pequeñas, ya que se puede dejar el pescado en trozos y el sabor es comparable. Rick sala su bacalao durante la noche y luego lo pone en remojo, antes de cocinarlo por separado y añadirlo a los garbanzos.    A mí me parece más fácil salar el pescado dos horas antes de querer comerlo y luego enjuagarlo bien y cocinarlo en el guiso.    Hoy tampoco he tenido tiempo de cocinar mis propios garbanzos, así que he utilizado una lata (de la variedad KTC, que son bonitos y grandes y muy tiernos).    Rick utiliza el azafrán, pero yo no tenía – no creo que el plato sufriera por su ausencia.    Así que aquí está – Puchero de sal de Peckham con garbanzos y espinacas.

->  Como hacer medallones de solomillo

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad