Que alimentos cocinados se pueden congelar

Ejemplos de conservación de alimentos por congelación

Una sencilla técnica de cocina rápida consiste en hacer comida extra en una comida y congelarla para futuras comidas. O bien, preparar los alimentos con antelación y congelarlos para disfrutarlos en otro momento. Un método sencillo para congelar alimentos, incluidos los líquidos como sopas y guisos, es hacerlo en bolsas de congelación. A continuación se ofrecen algunos consejos generales para la congelación, seguidos de consejos específicos para la congelación en bolsas de congelación.

Es útil colocar las bolsas de congelación llenas en una superficie plana del congelador, como una bandeja metálica. No apile las bolsas de congelación hasta que estén congeladas para que se congelen más rápido. Una vez congeladas, las bolsas pueden sacarse de la bandeja y guardarse, apiladas, directamente en el estante del congelador. También puede ponerlas de canto y guardarlas en posición vertical. Esta es una idea especialmente buena cuando se congelan alimentos líquidos, como sopas y guisos.

NO descongele los alimentos perecederos a temperatura ambiente. Si los alimentos perecederos se dejan a temperatura ambiente demasiado tiempo, las bacterias pueden crecer y producir toxinas resistentes al calor que pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos. La cocción puede no ser capaz de destruir estas toxinas.

Fresa

Desde el queso hasta los huevos, pasando por el aguacate, respondemos a las preguntas más frecuentes sobre lo que se puede y no se puede congelar para reducir el desperdicio de alimentos y, al mismo tiempo, limitar la necesidad de salir a comprar.

->  Como preparar caldo de pescado

Sí, el queso puede congelarse hasta cuatro meses. La mayoría de los quesos duros, como el cheddar, se congelan bien y sin afectar a su sabor. Pero ten cuidado con los quesos blandos: aunque se pueden congelar, es probable que se vuelvan aguados, por lo que es mejor conservar los descongelados para cocinar.

La leche se puede congelar durante un mes, pero puede formar grumos al descongelarse. La mayoría de la gente no querrá beberla directamente después de descongelarla (hazlo en el frigorífico), pero estará bien para cocinar. Siempre puedes probar a congelarlo en bandejas de cubitos de hielo y ponerlo en el té y el café (siempre que lo bebas rápidamente antes de que se enfríe).

Puedes congelar el arroz cocido, pero envásalo siempre en un recipiente hermético justo después de cocinarlo para que atrape el vapor de agua. Deja que se enfríe por completo y luego congélalo hasta un mes.

Cítricos

El congelador es una herramienta muy importante y útil en la cocina. La idea de que la congelación es una mala práctica que merma la calidad de los alimentos es incorrecta. Si congelamos los alimentos adecuados de la forma correcta, éstos mantendrán su calidad, que permanecerá, si no totalmente, sí casi inalterada. Es importante saber qué tipos de alimentos se pueden congelar para que se conserven correctamente y sean sabrosos después de la descongelación.

->  Muslos de pollo al horno con patatas panaderas y cebolla

Los alimentos que se pueden congelar se dividen en 3 categorías principales: los crudos, es decir, nuestras materias primas como la carne de vacuno o el brócoli, los alimentos parcialmente cocinados, como un pastel listo para hornear o hamburguesas listas para asar, y los alimentos cocinados, como la ternera estofada o el pastitsio.

Debido a su alto contenido en agua, las frutas y verduras no son ideales para la congelación. Si desea congelar frutas o verduras, lo mejor es procesarlas primero de alguna manera, por ejemplo, hacer un puré de fresas o cocinar setas.

La mayoría de los pescados y mariscos pueden congelarse con resultados decentes, pero inevitablemente sufrirán una mayor pérdida de calidad que otros grupos de alimentos, como las carnes, por ejemplo. Por ello, la congelación de pescado y marisco debe ser escasa.

¿se puede congelar la comida cocinada?

Aquí, en Once A Month Meals, solemos crear nuestras propias reglas y romper algunas otras cuando se trata de congelar alimentos. Hemos hecho muchas pruebas en nuestra propia cocina para respaldar esta lista. Así que no te preocupes. Te hemos dado algunos consejos y trucos para los alimentos que normalmente se consideran que no se deben congelar. Hay algunas pautas básicas a seguir, pero nos gusta torcer algunas de las reglas cuando se trata de nuestros planes de comidas. ¡Siéntase libre de compartir en los comentarios también sus consejos y trucos para congelar!

¿Una oferta de dos por uno en tus bayas favoritas te tiene triste porque no sabes si te las acabarás todas? ¿Qué te parecen las ofertas de frutas de temporada, como los mangos, que quieres disfrutar todo el año sin que te cueste tanto? ¡Toda la fruta se puede congelar! Antes de congelarla, lávala bien, sécala y divídela en porciones fáciles. De este modo, sólo tendrás que sacar del congelador lo que necesites para una receta sin preocuparte de toda la bolsa.

->  Pechuga de pollo al vino blanco

Si se almacena correctamente, la fruta puede durar hasta un año en el congelador. Si la vas a utilizar en un batido, se puede congelar. De todos modos, se va a licuar bien, así que la textura no es un problema. Bayas de todo tipo, plátanos, manzanas, naranjas, piña, kiwi, mango, melocotones y nectarinas, cerezas… ¡puedes congelarlo! La congelación rápida también es útil para no tener grandes trozos de fruta pegados.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad