Como hacer bacalao ala vizcaina

Receta de bacalao en portugués

El bacalao es el término español para designar el bacalao seco y salado. Después de limpiar y eviscerar el pescado, se sala y se seca. Luego se vende entero o en filetes, con o sin espina. Antes de consumirlo, hay que rehidratar el pescado y reducir la cantidad excesiva de sodio poniéndolo en remojo y cambiando el agua varias veces durante muchas horas. Bueno en filetes fritos, también se suele utilizar en guisos, sopas y platos al horno.

El bacalao es un bacalao seco y salado, conocido sobre todo por su uso en las cocinas de la Península Ibérica, pero también muy utilizado en otras regiones, como Noruega, Islandia y el Caribe. Producido durante cientos de años en Europa, se convirtió en un producto del comercio entre las Américas y el Viejo Mundo, razón por la que es un ingrediente tradicional en muchas cocinas. Al salarlo, el pescado conserva sus nutrientes y adquiere más sabor. Tradicionalmente, el bacalao se secaba al sol, pero la producción comercial lo seca en el interior.

Para preparar el bacalao para una receta, hay que remojar el pescado en agua dulce para eliminar el exceso de sal utilizado para conservar la carne. El mejor método para remojar el bacalao es sumergirlo en agua fría y colocarlo en el frigorífico durante un máximo de tres días, cambiando el agua al menos tres veces al día. Las distintas marcas y variedades de este pescado salado difieren en su grado de salinidad: Las variedades menos saladas necesitan menos tiempo de remojo, a veces sólo un día. Pruebe un trozo pequeño para comprobar la salinidad después de 24 horas de remojo. También se puede dejar el pescado en remojo durante 30 minutos, cambiar el agua y luego cocerlo a fuego lento cambiando el agua de nuevo de tres a cinco veces, hasta que el grado de salinidad sea el adecuado. El bacalao debe estar ligeramente salado, pero no demasiado.

->  Merluza en salsa fácil y rápida

Receta de bacalao al estilo filipino

Para preparar el pescado salado para cocinar, hay que rehidratarlo y quitarle la mayor parte de la sal mediante un proceso de remojo durante la noche en agua caliente y posterior hervido. El objetivo no es nunca eliminar toda la sal, sino que debe quedar la suficiente para que tenga sabor, ya que de lo contrario puede resultar un pescado insípido.

Además del siempre popular bacalao, otros pescados comunes que se curan en sal y se secan son el abadejo, el pargo y el tiburón. Sin embargo, el nombre «bacalao salado» se ha convertido en un término genérico y se utiliza para describir el pescado seco aunque no sea bacalao.

->  Solomillo de cerdo recetas faciles

El pescado salado forma parte de la cocina caribeña desde la época de la dominación europea. El pescado salado se introdujo por primera vez en el Caribe en el siglo XVI. Los barcos procedentes de Norteamérica -principalmente de Canadá- venían con madera y bacalao en escabeche y salado. Luego regresaban a su tierra natal con melaza, ron, azúcar y sal del Caribe.

La forma más popular de preparar el pescado salado en el Caribe es saltearlo con tomillo, mucha cebolla, tomates y pimienta picante. Así cocinado, el pescado salado puede comerse con arroz, roti (un pan plano) y provisiones molidas (tubérculos). Lo más popular es comerlo con bakes (una masa frita).

Cómo hacer bacalao guisado

Caliente el aceite en una sartén grande a fuego medio. Agregue las papas y las cebollas; cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que las verduras se ablanden, unos 10-15 minutos. Agregue el ajo a la sartén y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté fragante, unos 30 segundos más.

Añada el vino de cocina a la sartén y llévelo a ebullición. Revuelva la salsa de tomate y el agua; vuelva a hervir. Incorpore los pimientos, las alcaparras, las pasas, el Sazón y la hoja de laurel; vuelva a hervir la mezcla. Añada suavemente el bacalao a la sartén; reduzca el fuego a bajo. Cocine a fuego lento hasta que la salsa se espese y el pescado se caliente, unos 20 minutos más.

->  Cantidad de arroz y agua por persona

Cómo hacer bacalao

Calentar el aceite en una sartén grande a fuego medio. Añadir las patatas y las cebollas; cocinar, removiendo de vez en cuando, hasta que las verduras se ablanden, unos 10-15 minutos. Añadir el ajo a la sartén y cocinar, removiendo de vez en cuando, hasta que esté fragante, unos 30 segundos más.

Añada el vino de cocina a la sartén y llévelo a ebullición. Revuelva la salsa de tomate y el agua; vuelva a hervir. Incorpore los pimientos, las alcaparras, las pasas, el Sazón y la hoja de laurel; vuelva a hervir la mezcla. Añada suavemente el bacalao a la sartén; reduzca el fuego a bajo. Cocine a fuego lento hasta que la salsa se espese y el pescado se caliente, unos 20 minutos más.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad