Recetas de albondigas caseras

Albóndigas de pavo de kroger

Las albóndigas al horno ganan siempre en mi casa, sin lugar a dudas. A mis hijos les encantan. No tengo ningún recuerdo de las albóndigas de mi infancia. Tal vez no me acuerdo, pero estoy bastante segura de que mi mamá no las hacía. Lo cual está bien, excepto que la mamá de mi esposo sí lo hacía y por eso me pidieron albóndigas cuando estaba recién casada.

Recuerdo que las primeras veces que hice albóndigas, las cociné en una sartén. La peor manera de cocinarlas. El aceite salpicaba dejando grasa por todas partes y había que dorarlas en tandas, lo que llevaba una eternidad. La mitad de las veces se deshacían por el simple hecho de darles la vuelta y moverlos constantemente.  Pero entonces aprendí que se pueden hacer albóndigas en el horno. La vida. Cambiando.

En poco tiempo, tienes una sartén entera de albóndigas que están cocidas y listas para comer, ya sea solas, o echadas en salsa sobre los espaguetis, etc. Tan fácil y tan rápido. Se acabó el cocinar albóndigas en tandas o estar al lado de la estufa. Además, son ideales para que tus hijos te ayuden. A mis hijos mayores les encanta ayudar a mezclar la carne y hacer bolas.

Cómo hacer albóndigas con harina

Las albóndigas son fáciles y divertidas de hacer desde cero. Esta receta es muy sencilla y utiliza sólo unos pocos ingredientes para crear las clásicas albóndigas caseras. Son perfectas para todas tus recetas favoritas, como los espaguetis con albóndigas, los sándwiches, las sopas y los aperitivos del día de partido.

->  Cabeza de lomo al horno recetas

En una albóndiga básica, el huevo y el pan rallado actúan como un aglutinante que mantiene unida la carne picada. La cebolla, la sal y la pimienta añaden el sabor justo, por lo que pueden utilizarse en una gran variedad de platos. También puedes añadir otras hierbas y condimentos o utilizar diferentes tipos de carne picada. Para evitar que las albóndigas queden duras y chiclosas, no hay que mezclar demasiado la carne, ni empaquetar las albóndigas demasiado apretadas, ni utilizar carne demasiado magra.

Lo mejor es que estas albóndigas se congelan perfectamente después de hornearlas. Pueden sustituir a las albóndigas congeladas compradas en la tienda en cualquier receta y ahorrarle dinero a tu familia. Haz tantas tandas como quieras ampliando la receta, y luego tenlas a mano en el congelador para preparar la comida fácilmente en cualquier momento.

«Estas albóndigas son fáciles de preparar, tienen un gran sabor y utilizan ingredientes básicos que mucha gente tiene a mano. Las disfrutamos con salsa de pasta sobre espaguetis. Estarían muy bien en salsa agridulce o barbacoa como aperitivo o plato principal, o en salsa marinera para sándwiches.» -Diana Rattray

El chef casero calienta & come al estilo casero…

Las albóndigas son un arte.    Deben ser bien redondas, llenas de sabor y tiernas. Hacerlas desde cero es realmente fácil y definitivamente supera a cualquier cosa que se compre en la tienda.    A continuación se explica cómo hacer albóndigas perfectas en todo momento.

->  Recetario volumen 2 mastermix

El panade, un aglutinante que se hace remojando el pan rallado en leche hasta que se convierte en una pasta, es el secreto de unas albóndigas húmedas y tiernas. Esta receta funciona mejor con pan rallado fresco. Puede hacerlas usted mismo triturando el pan (sin la corteza) en un procesador de alimentos. O bien, puede simplemente romper el pan en trozos superpequeños. Nosotros preferimos el pan rallado hecho con pan blanco o de masa madre.

Mezclar demasiado la carne picada puede hacer que las albóndigas sean demasiado compactas y duras. Trabajar con las manos permite incorporar todo con mayor rapidez y suavidad. También recomendamos batir los huevos antes de añadirlos al bol para que se combinen más fácilmente con los demás ingredientes.

Para evitar que la carne se pegue a las manos mientras se enrolla, mantenga un pequeño cuenco de agua fría junto a usted mientras trabaja. El agua fría es mejor, ya que el calor de las manos calienta la carne, lo que hace más probable que se pegue.

La mejor receta de albóndigas

Las albóndigas son fáciles y divertidas de hacer desde cero. Esta receta es muy sencilla y utiliza sólo unos pocos ingredientes para crear las clásicas albóndigas caseras. Son perfectas para todas tus recetas favoritas, como los espaguetis con albóndigas, los sándwiches, las sopas y los aperitivos del día de partido.

En una albóndiga básica, el huevo y el pan rallado actúan como un aglutinante que mantiene unida la carne picada. La cebolla, la sal y la pimienta añaden el sabor justo, por lo que pueden utilizarse en una gran variedad de platos. También puedes añadir otras hierbas y condimentos o utilizar diferentes tipos de carne picada. Para evitar que las albóndigas queden duras y chiclosas, no hay que mezclar demasiado la carne, ni empaquetar las albóndigas demasiado apretadas, ni utilizar carne demasiado magra.

->  Solomillo al pedro ximenez javi recetas

Lo mejor es que estas albóndigas se congelan perfectamente después de hornearlas. Pueden sustituir a las albóndigas congeladas compradas en la tienda en cualquier receta y ahorrarle dinero a tu familia. Haz tantas tandas como quieras ampliando la receta, y luego tenlas a mano en el congelador para preparar la comida fácilmente en cualquier momento.

«Estas albóndigas son fáciles de preparar, tienen un gran sabor y utilizan ingredientes básicos que mucha gente tiene a mano. Las disfrutamos con salsa de pasta sobre espaguetis. Estarían muy bien en salsa agridulce o barbacoa como aperitivo o plato principal, o en salsa marinera para sándwiches.» -Diana Rattray

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad