Crema de calabaza zanahoria y puerro

Sopa de calabaza fácil y cremosa

Cuando los días empiezan a ser más fríos, la sopa de calabaza se convierte en un clásico favorito. Esta sopa de calabaza y zanahoria combina dos ingredientes frescos y sabrosos con sólo un puñado de otros para hacer un delicioso tazón de confort cálido perfecto para los días fríos.

Elaborada con sólo 7 sencillos ingredientes principales, esta sustanciosa sopa de zanahoria y calabaza se prepara en menos de 40 minutos y es apta para veganos. Todo lo que necesitas es picar las verduras, echarlo todo en una olla grande, cocerlo, batirlo y servirlo con tus ingredientes favoritos o un poco de nata.

Aunque esta sopa es naturalmente espesa y cremosa gracias a la calabaza y las zanahorias, también puedes añadir un chorrito de nata o leche vegetal para hacer la sopa más cremosa. Además, asegúrate de añadir tus aderezos favoritos, como guindilla en escamas, perejil fresco o semillas de calabaza. Para una opción no vegana, ¡el bacon asado también funciona de maravilla! Y no te olvides de servirlo con una rebanada de pan con mantequilla.

¿Cómo puedo conservar la sopa de calabaza y zanahoria? Guarda la sopa sobrante (asegúrate de que se ha enfriado) en un recipiente hermético y mantenla refrigerada hasta 5 días. Descongélala y caliéntala en el microondas o en una cacerola antes de servirla. ¿Puedo congelar la sopa de calabaza y zanahoria? Sí, esta sopa se puede congelar hasta 3 meses, pero hay que descongelarla a temperatura ambiente durante la noche antes de volver a calentarla. Si la sopa está demasiado espesa, añada un poco de agua.

Sopa de calabaza y puerros jamie oliver

Cuando los días empiezan a ser más fríos, la sopa de calabaza se convierte en un clásico favorito. Esta sopa de calabaza y zanahoria combina dos ingredientes frescos y sabrosos con sólo un puñado de otros para hacer un delicioso tazón de confort cálido perfecto para los días fríos.

->  Como hacer pollo al curry con nata

Elaborada con sólo 7 sencillos ingredientes principales, esta sustanciosa sopa de zanahoria y calabaza se prepara en menos de 40 minutos y es apta para veganos. Todo lo que necesitas es picar las verduras, echarlo todo en una olla grande, cocerlo, batirlo y servirlo con tus ingredientes favoritos o un poco de nata.

Aunque esta sopa es naturalmente espesa y cremosa gracias a la calabaza y las zanahorias, también puedes añadir un chorrito de nata o leche vegetal para hacer la sopa más cremosa. Además, asegúrate de añadir tus aderezos favoritos, como guindilla en escamas, perejil fresco o semillas de calabaza. Para una opción no vegana, ¡el bacon asado también funciona de maravilla! Y no te olvides de servirlo con una rebanada de pan con mantequilla.

¿Cómo puedo conservar la sopa de calabaza y zanahoria? Guarda la sopa sobrante (asegúrate de que se ha enfriado) en un recipiente hermético y mantenla refrigerada hasta 5 días. Descongélala y caliéntala en el microondas o en una cacerola antes de servirla. ¿Puedo congelar la sopa de calabaza y zanahoria? Sí, esta sopa se puede congelar hasta 3 meses, pero hay que descongelarla a temperatura ambiente durante la noche antes de volver a calentarla. Si la sopa está demasiado espesa, añada un poco de agua.

Sopa de puerros y calabaza

Poner una olla grande a fuego medio-alto con 4 cucharadas de mantequilla. Una vez derretida, añadir la cebolla, 2 dientes de ajo, las zanahorias y el apio. Cocinar, removiendo a menudo, hasta que las cebollas se ablanden y se vuelvan translúcidas, entre 8 y 10 minutos. Incorporar los puerros, las patatas y la calabaza. Cocine durante un minuto más. Añada el caldo de pollo, la sal, la pimienta, las escamas de pimienta roja y la hoja de laurel. Tapar, reducir el fuego a bajo y cocinar a fuego lento hasta que las patatas y la calabaza estén tiernas, unos 15 minutos.

->  Cuantos gramos tiene un sobre de levadura royal

Derretir las 4 cucharadas de mantequilla restantes en una cacerola pequeña a fuego lento. Añadir el diente de ajo restante, el romero y el orégano. Cocinar durante unos 2 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar unos 5 minutos. Corte la parte superior de cada cuenco de pan y saque la mayor parte del interior para dejar espacio para la sopa. Unte el interior de cada uno con la mantequilla de hierbas enfriada. Hornee hasta que estén ligeramente dorados, entre 5 y 8 minutos.

Una vez que las verduras se hayan ablandado, transfiera la sopa a una licuadora o procesador de alimentos en tandas y mezcle hasta que esté suave. Vuelva a ponerla en la olla y caliéntela hasta que esté bien caliente. Pruebe y ajuste los condimentos, añadiendo más sal o pimienta si es necesario. Justo antes de servir, añada el queso rallado hasta que se derrita. Sirve la sopa en cuencos de pan tostado con un chorrito de crema espesa por encima y espolvoreando semillas de calabaza tostadas. Guarde las sobras en un recipiente hermético en la nevera.

Sopa de calabaza asada

Poner una olla grande a fuego medio-alto con 4 cucharadas de mantequilla. Una vez derretida, añadir la cebolla, 2 dientes de ajo, las zanahorias y el apio. Cocinar, removiendo a menudo, hasta que las cebollas se ablanden y se vuelvan translúcidas, entre 8 y 10 minutos. Incorporar los puerros, las patatas y la calabaza. Cocine durante un minuto más. Añada el caldo de pollo, la sal, la pimienta, las escamas de pimienta roja y la hoja de laurel. Tapar, reducir el fuego a bajo y cocinar a fuego lento hasta que las patatas y la calabaza estén tiernas, unos 15 minutos.

->  Receta de canelones de carne picada

Derretir las 4 cucharadas de mantequilla restantes en una cacerola pequeña a fuego lento. Añadir el diente de ajo restante, el romero y el orégano. Cocinar durante unos 2 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar unos 5 minutos. Corte la parte superior de cada cuenco de pan y saque la mayor parte del interior para dejar espacio para la sopa. Unte el interior de cada uno con la mantequilla de hierbas enfriada. Hornee hasta que estén ligeramente dorados, entre 5 y 8 minutos.

Una vez que las verduras se hayan ablandado, transfiera la sopa a una licuadora o procesador de alimentos en tandas y mezcle hasta que esté suave. Vuelva a ponerla en la olla y caliéntela hasta que esté bien caliente. Pruebe y ajuste los condimentos, añadiendo más sal o pimienta si es necesario. Justo antes de servir, añada el queso rallado hasta que se derrita. Sirve la sopa en cuencos de pan tostado con un chorrito de crema espesa por encima y espolvoreando semillas de calabaza tostadas. Guarde las sobras en un recipiente hermético en la nevera.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad